Incontinencia urinaria en el ciclismo masculino, problemas asociados

Ciclismo en varones y patologías asociadas

El ejercicio de caminar en bicicleta es sin ninguna duda un excelente medio para mantener una buena forma física al igual que una manera de prevenir patologías cardiovasculares y quemar calorías.

No obstante, existen determinadas patologías asociadas al ciclismo que intentaremos desgranar a continuación.

Antes de entrar en detalle en los problemas asociados al deporte de la bicicleta intentaremos conocer un poco mejor la anatomía genitourinaria y de esta forma poder identificar las zonas en las que la presión del ejercicio puede dañarlas.

Anatomía del sistema urinario

https://bylifes.com/wp-content/uploads/2019/11/anatomia-hombre.png
Anatomia

El sistema urinario masculino está compuesto por la vejiga, la uretra y la próstata

En la vejiga es donde se retiene la orina que posteriormente se elimina por la uretra

La uretra, es el conducto a través del cual evacuamos la orina

La próstata es una glándula cuya función es estimular el movimiento de los espermatozoides, está unida al cuello de la vejiga

Al apretar el músculo de la vejiga el esfínter se relaja y de esa forma se libera la orina acumulada

Se calcula que la capacidad vesical (capacidad de la vejiga) es aproximadamente de unos 300 a 500ml.

Anatomía del suelo pélvico

El suelo pélvico masculino es el gran olvidado por el hombre y sin embargo tiene una importancia muy relevante para ellos, ya que también se debilita y puede provocar problemas importantes en sistema urinario y reproductor masculino.

A parte del debilitamiento, el suelo pélvico masculino puede entrar en disfunción por otros motivos como son las intervenciones quirúrgicas y desembocar en problemas sexuales, dolores, incontinencia urinaria…

El suelo pélvico

En el suelo pélvico (periné) del hombre, se encuentran los siguientes órganos, la vejiga, la uretra, las próstatas, las vesículas seminales y el pene, El pene hace que la uretra, conducto por el cuál sale la orina al exterior desde la vejiga, sea más larga y que la uretra se divida en: 

  • Prostática: dentro de la próstata y donde drenan los conductos eyaculadores
  • Membranosa: la correspondiente a la parte que atraviesa el plano muscular del suelo pélvico, y que contiene el esfínter uretral externo.
  • Esponjosa: dentro del cuerpo esponjoso del pene, órgano impar que junto con el cuerpo cavernoso forman la parte eréctil del pene.

El suelo pélvico

Suelo pélvico en el hombre
Suelo pélvico

El suelo pélvico o periné es el conjunto de músculos y tejidos cuya principal misión es sostener a los órganos pélvicos (vejiga y uretra, próstata y recto) en su posición adecuada ya que de ello depende su normal funcionamiento.  El perineo se divide en 3 planos:

Plano superficial

  • Músculo esfínter externo del ano.
  • Músculo transverso superficial del periné.
  • Músculo isquiocavernoso. intervienen en la erección del pene
  • Músculo bulboesponjoso,  . Estos provocan la compresión de los órganos eréctiles en los cuales se insertan.

 Un fascículo del músculo bulboesponjoso, músculo de Houston, tiene también la función de mantener la erección al comprimir la vena dorsal del pene evitando así el retorno venoso.

Plano medio o urogenital

Esta musculatura se sitúa en el triángulo anterior (perineo urogenital).

  • Músculo transverso profundo del periné, esta forma el plano urogenital que sostiene la vejiga y la próstata; también contribuye con su contracción a la erección del pene mediante la construcción de las venas de los cuerpos eréctiles.
  • Músculo esfínter externo de la uretra, cierra la porción membranosa de este conducto.

Plano profundo

Ambos músculos forman un tabique cóncavo llamado diafragma pélvico principal o rectal que con un gran hiato permite el paso de la uretra, y de los vasos y nervios del pene.

Músculo elevador del ano: es el músculo más extenso de la pelvis y actúa como un segundo esfínter uretral y anal, sirviendo de soporte de los órganos pélvicos vejiga, uretra y próstata también facilita cierre de la luz uretral y anal, y con ello la continencia. Consta de varios fascículos puborectal y pubococcigeo,

Músculo isquiococcígeo: da sostén al contenido visceral intrapélvico

Todas estas estructuras se hayan estrechamente relacionadas a través de tejido conectivo, configurando una única estructura a nivel anatómico

Músculos y ligamentos del suelo pélvico
Suelo pélvico, músculos y ligamentos

La pelvis ósea

Está formada por las fosas ilíacas y el hueso sacro y se divide en dos partes:

  • Pelvis mayor o parte superior: compuesta por la parte superior del hueso sacro, parte superior de la rama pubiana y fosas ilíacas.
  • Pelvis menor o parte inferior: formada por el resto del hueso sacro y cóccix, cuerpo del pubis y ramas isquiopubianas.

El plano inferior que delimita la pelvis menor se denomina estrecho inferior de la pelvis.

Descripción de la pelvis osea masculina
Pelvis osea masculina

La presión anatómica de andar en bicicleta

Cuando nos sentamos en posición vertical, con las piernas flexionadas hacia adelante, nuestro peso lo soporta la pelvis profunda en cada glúteo y nuestros genitales no sufren la presión de esta posición sin embargo las cosas cambian enormemente con la posición sobre la bicicleta ya que al ir inclinados hacia adelante el peso del cuerpo se hace sobre el sillín, las caderas están flexionadas y la pelvis inclinada hacia adelante creando una presión en la zona genital indebida.

Caracteristicas de la presión en el suelo pélvico sobre la biciclea
Posición del suelo pélvico

Esta presión excesiva sobre los genitales puede causar inflamación, presión sobre los nervios y vasos sanguíneos que irrigan la zona,

Otro problema en el ciclismo es la presión sobre el nervio pudendo ya que la posición que se adapta normalmente sobre la bicicleta hace que la parte delantera del sillín presione sobre el

El ciclismo y problemas que puede ocasionar en el varón

Demasiada presión sobre el pudendo (síndrome del ciclista)

Se le conoce con el nombre el ‘Síndrome del ciclista’ porque tiene mucha incidencia en sus practicantes y sobre todo a nivel profesional o en aquellos aficionados que pasan muchas horas sentados sobre la bicicleta,

El nervio pudendo es un nervio que tiene muy poco recorrido de movimiento debido a su fisonomía y debido a ello sufre mucha compresión al igual que las estructuras que lo rodean

Rpresentación de los nervios del sistema pélvico masculino
Nervios del sistema pélvico masculino

Síntomas:

La localización del dolor es perineal (desde el pene hasta el ano), aunque puede tener irradiaciones hacia el escroto. Su aparición puede ser espontanea o mantenerse en el tiempo con periodos de ausencia de dolor. Se caracteriza por quemazón intenso, sensación de dolor puntual, dolor genital

En algunos casos suele ira asociado con incontinencia urinaria, fecal o con disfunciones sexuales

Disfunción eréctil

Como ya hemos comentado en numerosas ocasiones, cuando montamos en bicicleta el peso del cuerpo se concentra en la zona del periné ejerciendo presión sobre los nervios y vasos sanguíneos que se dirigen al pene, afectando así a dos elementos esenciales para la erección.

El ciclismo no es un deporte demasiado valorado por los urólogos ya que puede implicar un mal comportamiento del pene, así como disfunciones eréctiles.

En algunos estudios se asocia el ciclismo con un aumento de infertilidad en los hombres, esto puede tener su base en la temperatura interior del cuerpo y tener una mala termorregulación con los testículos.

No obstante, en los estudios realizados se mostró que la aparición de disfunción eréctil era leve

Estenosis uretral

Esta asociada con dificultades de orinar y se debe a la presión ejercida en el periné

Entumecimiento genital

Debido a la posición y a los largos trayectos

Las conclusiones

El realizar cualquier ejercicio físico siempre será recomendable no solo para mantener nuestro cuerpo en buenas condiciones, sino que ejerce un bienestar importante a nivel mental. No obstante seguir una serie de recomendaciones como son ajustar la altura del sillín, así como el manillar, elegir un sillín apropiado y con características técnicas bien desarrolladas, elegir un equipamiento en función de nuestros objetivos en la ejecución del mismo, son cuestiones que nos pueden evitar una serie de problemas que pueden influir en nuestra salud. 

Por otro lado, realizar ejercicios de fortalecimiento seria esencial para mantener un suelo pélvico adecuado, y los más recomendados son los ejercicios kegel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *