Ciclismo e incontinencia urinaria femenina

Ciclismo en la mujer, incontinencia urinaria y suelo pélvico.

Chica disfrutando de la bicicleta en la playa
Disfrutando la bicicleta

Lo primero que tenemos que comentar es que el deporte del ciclismo no se encuentra entre los deportes de riesgo asociados a la incontinencia urinaria. Destacar que estos serían, Saltos de trampolín, atletismo, equitación etc.

En definitiva, el deporte del ciclismo al igual que la natación no se consideran deportes, por eso se considera un deporte seguro para el suelo pélvico, siempre que se practique según las características personales del deportista, así como sus posibles tolerancias al mismo.

Lo recomendable es iniciarse con cortos paseos e ir aumentando gradualmente tanto la intensidad como la duración

Si la persona practica este deporte en estas características si le podría ayudar a mantener una buena salud pélvica

Dentro de la práctica del ciclismo tenemos que hacer referencia a un tema en concreto que es el apoyo prolongado del periné sobre el sillín, esto puede provocar múltiples problemas de compresión de las estructuras vinculadas a él como son las estructuras osteomusculares, nerviosas y vasculares

En el primer caso hacemos referencia al dolor propiamente dicho de los huesos de nuestro trasero

Inflamación de la zona de inserción de los músculos isquiotibiales..

Por otra parte, la compresión a la que son sometidos tanto los vasos sanguíneos como los nervios, pueden producir hormigueos y adormecimiento tanto en la zona perianal como perineal. Estos síntomas sueles ser reversibles y desde un punto de vista clínico tienen muy poca o casi nula trascendencia.

El reiterado ejercicio con sesiones muy prolongadas e intensas podría provocar perjuicios más importantes.

Una nota importante la debemos poner en aquellas personas que sufren insuficiencia venosa, a las cuales la práctica de este deporte les puede conllevar empeoramiento de la circulación en miembros inferiores, así como la aparición de disfunción eréctil.

Anatomía del suelo pélvico

Sería muy interesante para los practicantes del ciclismo conocer más a fondo las estructuras del mismo y poder identificar aquellas partes que por la posición adaptada sobre la bicicleta nos podrían influir en síntomas relacionados con este deporte

Anatomia del suelo pélvico femenino
Suelo pélvico
Imagen de anatomia del suelo pélvico
Músculos del suelo pélvico

Ante un posible riesgo de sufrir alguna patología del suelo pélvico o simplemente debilitamiento de la zona deberíamos preocuparnos por los siguientes aspectos:

Una buena postura sobre la bicicleta

Elegir la bicicleta adecuada para nuestra estatura y constitución

Utilizar el calzado apropiado

Un sillín adecuado.

Una postura correcta  para evitar impactos o saltos

Este punto tiene que ver mucho tanto para el suelo pélvico como para posibles perdidas de orina, ya que si es demasiado bajo presionamos demasiado sobre el sillín el suelo pélvico

Evitar presiones prolongadas ya que pueden originar incontinencia y demasiada presión sobre el nervio pudendo

Ante un dolor intenso procure descansar un tiempo de la  bicicleta.

Evitar dentro de lo posible pedalear de pie o experimentar multitud de saltos con la bicicleta, estos a la larga pueden favorecer la aparición de incontinencia o prolapsos ginecologicos

Incontinencia urinaria en el ciclismo femenino

Si bien este deporte no es de alto impacto en la incontinencia urinaria debemos prevenir las sobrecargas, malas posturas o equipamientos inadecuado

Neuropatía del pudendo

Esta es una patología bastante frecuente entre ciclistas. Se caracteriza por una lesión del nervio Pudendo, esta suele ser gradual, debida a la constancia encima de la bicicleta. Se debe a la presión ejercida sobre el sillín o por falta de riego sanguíneo en la zona.

Sus principales síntomas son el dolor genital, asociada a la posición de estar sentado. Dicha patología puede cursar con incontinencia urinaria, fecal o con disfunciones sexuales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *